TOXICOS EN COSMETICA

por | 17 Feb, 2021 | Consejos

¿Os habéis parado a pensar cuantos cosméticos utilizamos diariamente? Y lo que es más importante, ¿cuales son sus implicaciones y consecuencias para nuestra salud? Pues bien, en el caso del hombre son como media 6, y en el caso de la mujer llegan hasta 10, cada día.

En CHIDO, no somos farmacéuticos, médicos/dermatólogos, o endocrinos, pero si personas que informamos desde el rigor que nos exige nuestra actividad, nuestra conciencia, y, sobre todo, el respeto absoluto por las personas. Por ello, las fuentes serán siempre, publicaciones de especialistas médicos en revistas de reconocido prestigio, o personas y espacios especializados, que informan desde el rigor, la honestidad y la independencia.

Mi propósito es poner el foco sobre lo más sobresaliente ya que el tema, da para mucho más, de lo que entiendo debe ser información básica, pero útil y necesaria.

Son muchos los estudios científicos que avalan la causa-efecto de numerosos ingredientes tóxicos. Nicolás Olea, Catedrático de la Universidad de Medicina de Granada, lleva años realizando estudios científicos que demuestran cómo las sustancias tóxicas de los cosméticos quedan depositadas en el organismo y se transmiten de generación en generación. Un estudio que se llevó a cabo en Inglaterra, reveló, en el 90% de las biopsias realizadas a mujeres con cáncer de mama, restos de parabenos.

Permitirme citar unos datos consultados en Eurostat, agencia de información y datos, perteneciente a la Unión Europea. En 2018, se produjeron y consumimos 222,6 millones de toneladas de químicos catalogados por la UE como tóxicos. Los comemos, bebemos, respiramos y por supuesto los ponemos en nuestra piel.

¡Asusta verdad! Pues son datos oficiales y públicos, para vergüenza de todo aquel que no quiera verlo.

¡Pues aún hay más! Reconoce “la Gran Europa de los 27” que solo el 3% de esos 222,6 millones han sido testados, el 11% de forma básica, el 65% con datos mínimos, y el 21% restante no posee dato alguno. ¿Y quién nos protege de todo esto? Y la respuesta la conocéis tan bien como yo, NADIE.

Es el aire, el agua, la comida, mares, ríos y océanos, nuestro medio ambiente y por supuesto las personas el vertedero de toda esta basura.

¡Efectos a corto, medio y largo plazo, son cada día más alarmantes! Alergias e intoleranciasenfermedades de la piel, enfermedades autoinmunes, defectos congénitos, asma, impotencia sexual, ycáncer. Acumulamos tóxicos en el organismo, puesto que no los podemos metabolizar, obstruyendo los conductos e impidiendo el correcto funcionamiento de regeneración y defensa.

¿Todavía piensas que no existen ingredientes tóxicos en la cosmética? Pues bien, estos son solo una pequeñita muestra de los más utilizados en cosmética:

. Parabenos: sustancias químicas usadas como bactericidas y fungicidas con objeto de alargar la vida de los productos. Catalogados por las autoridades sanitarias europeas como sustancias de baja toxicidad, sin embargo, están relacionados con el aumento de la incidencia del cáncer de mama. Por su uso continuado provocan trastornos hormonales, ya que son disruptores hormonales y pueden replicar el comportamiento de los estrógenos y favorecer el crecimiento de tumores asociados a los niveles de éstos. Los parabenos -en cualquiera de sus formas- se encuentran en más del 90% de los productos que permanecen en la piel. Los encontraras en las etiquetas con prefijos, METHYL o E-218, ETHYL o E-214, PROPYL o E-216, BUTYL o E-209.

. Ftalatos: químicos muy tóxicos, utilizados como disolventes y suavizantes. Relacionados en muchos estudios con cáncer, alteraciones hormonales, malformaciones fetales, y efectos nocivos en el ADN de reproducción masculina. Consta en algunos estudios; por ejemplo, en el realizado por la Universidad de Rochester (2014 Estados Unidos) que señala que la exposición a estas sustancias está también ligada a un elevado riesgo de anomalías genitales en bebés varones. Los puedes encontrar en cosmética con las siguientes nomenclaturas: Dietilexiloftalato o DEHP, Butilbenziftalato o BBP, Dibutilftalato o DBP, Butildecilftalato o BDP, Diunddecilftalato o DUP.

. Parafina. Conjunto de hidrocarburos derivados del petróleo que resulta muy económico y que se utiliza para crear una capa impermeable en la piel, logrando un aspecto de suavidad y tersura. Ponerse parafina en la piel es como colocar un plástico., impide la respiración de la piel y tapona los poros impidiendo la expulsión de agentes contaminantes fuera de nuestro organismo, de manera que, cuanto más la usamos para hidratar la piel, más deshidratada se encuentra y más producto necesitamos, provocando un círculo vicioso de nefastas consecuencias para nuestra piel y salud. Entre otras razones, porque nuestro organismo no puede metabolizarla.

Se usan en productos para el cabello, las lociones para después del afeitado, los desodorantes, los enjuagues bucales, los aceites para bebés, las pastas de dientes, etc.

Con estos nombres podemos detectar la parafina y otros aceites minerales en las etiquetas: Parafina, Paraffinum, Paraffinumliquidum, Petrolatum, Petroleum, Glicol Propileno, Vaselina, Aceite Mineral.

. Formaldehido. Conservante más utilizado por su poder antimicótico. Es un compuesto orgánico volátil presente en centenares de productos de limpieza del hogar, muebles, barnices y, por supuesto, en la cosmética industrial. Como ejemplo de utilización de esta sustancia peligrosa en la cosmética industrial, podemos citar geles, champús, dentífricos, maquillaje, esmaltes de uñas o desodorantes. La OMS lo declaro oficialmente “cancerígeno.

El Formaldehido ha sido oficialmente calificado como un ingrediente tóxico peligroso, y está prohibido en cosmética, pero es un conservante tan económico, que lo que hace la cosmética industrial es utilizar otras sustancias que lo liberan, por ejemplo, el Quaternium 15, entre muchas otras. Ésta es una sal de amonio cuaternario que produce reacciones alérgicas.

Además, exponerse a él puede causar dolores articulares, de cabeza o de pecho, así como alergia, irritación y envejecimiento prematuro de la piel, daño en las membranas celulares y malformaciones en los fetos.

. Lauril Sulfato de Sodio. Se usa como agente limpiador para hacer espuma en los productos, puede irritar la piel e incluso provocar cáncer. Se puede encontrar en las etiquetas como Sulfato de Sodio Laureth.

. Aluminio. Es utilizado en los desodorantes antitranspirantes y es muy perjudicial debido a su relación con el cáncer de mama. Son muchos los artículos que hablan de sus efectos más nocivos. Evítalo, especialmente en tu desodorante.

. Triclosán. Se utiliza en desodorantes, limpiadores, desinfectantes de las manos. Es un agente antibacteriano y fungicida. Se sospecha sobre los efectos negativos sobre la salud humana pudiendo afectar a la función muscular, cardiaca e interrumpir la actividad de la hormona reproductiva. Hay artículos en los que se relata que no hay evidencia de que el triclosán ofrezca beneficio alguno para la salud.

. Pfelendiamina. Colorantes que se utilizan para los tintes de los cabellos y suelen aparecer en la etiqueta del producto como CI seguido de un código de 5 dígitos, Se han demostrado que estos compuestos derivados de alquitranes de carbón son cancerígenos.

Es esta una pequeña lista entre muchísimos más, con los que convivimos todos los días, a pesar de estar absolutamente demostrados, sus efectos y consecuencias dañinas para nuestra salud.

Y que podemos hacer ante semejante exposición a tanta basura encubierta. Pues bien, conocer cuál es el mejor modo de identificar este tipo de ingredientes en cualquier producto.

Abandono normativo, es la respuesta por parte de nuestros legisladores, en materia de cosmética, tanto en cada uno de los países, así como, en nuestra “querida Europa de los 27”. Por ello, permitirme acuda a uno de los videos en el que Victoria Sánchez, cosmetóloga, restauradora, licenciada de arte, fundadora, creadora de SAPER, y uno de los mas destacados proveedores de CHIDO, nos habla de forma esplendida de todo ello. ¡Os gustara!, y os evito aguantarme por más tiempo!. https://www.rtve.es/alacarta/videos/comando-actualidad/comando-actualidad-100-natural-cosmeticos-sin-quimicos/4849044/

Reclamos como “sin parabenos“, “sin siliconas“, no significa que el producto sea natural, aunque lleve algún ingrediente natural como reclamo, “con rosa mosqueta“, “con aloe vera“. Lo primero que tenemos que hacer es ver si el producto está certificado (EcoCert, BioVidaSana, BDIH, ICEA, etc…), esto ya nos garantiza que es cosmética natural, y a partir de aquí, ver cual es el % de ingredientes ecológicos del producto. Leer el listado de los ingredientes (INCI), esa parte si está regulada por ley, y deben aparecer en el reverso de la etiqueta, en orden de mayor a menor concentración en la formula, todos los ingredientes que contiene el producto. Por ello, si buscamos aloe vera, calendula, rosa mosqueta, etc, deberán aparecer en primera, segunda, o tercera posición, en el peor de los casos. A partir de aquí los porcentajes del producto que buscamos será cada vez menor.

Quiero terminar mostrando cuales son los sellos de ámbito privado, mas reconocidos, que certifican la cosmética natural y ecológica. No quiero abundar mas en ello, ya que como decía al principio, el tema da para mucho mas. Espero haber cumplido mi propósito, que no es otro que poder identificar y diferenciar de forma sencilla, la verdadera cosmética natural/ecológica, de la que no lo es.

Gracias a todos!.

Comentarios de la entrada

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Por qué comprar en CHIDO?

Alta cosmética ecológica, 100% natural, vegana, sostenible y certificada

Asesoramiento profesional personalizado

Máximo respeto por el medio ambiente

Prioridad a productos locales y cercanos.

Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter y entérate de lo último en cosmética ecológica y natural y de nuestras ofertas especiales con antelación. ¡Únete a Chido Cosmética!

Aceptación
Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visite nuestro sitio web.
Usamos Mailchimp como plataforma de marketing. Puedes leer sus políticas de privacidad.

Productos ecológicos y certificados

Envío gratuito en todas las compras a partir de 50€,
Envíos a Jaca (CP. 22349, 22830, 22850, 22889, 22620, 22621, 22700, 22710, 22711, 22712, 22713, 22714, 22715) GRATUITOS

Nuestras marcas de Cosmética Ecológica Certificada:

0