Dermatitis Atópica

 

La cosmética ecológica es un remedio eficaz y natural para tratar la dermatitis, eczemas, sarpullidos, rojeces y cualquier otra afección de la piel. Sus ingredientes naturales procedentes de materias primas de alta calidad y certificadas ecológicas aseguran un tratamiento delicado y suave con la piel, así como nutritivo y duradero. La piel recibe todos los nutrientes que necesita por lo que se mantiene sana y luminosa.

Os indicamos a continuación la forma de tratar cualquier reacción de la piel con nuestra gama de cosméticos ecológicos, desde la cabeza a los pies:

 

Cabeza

Ante la dermatitis seborreica, el champú sólido ayuda a restaurar el PH y eliminar los picores gracias a la acción bactericida del árbol de té, el limón y el pomelo, y al poder astringente y vulnerario del romero, que ayuda a regular la producción natural de sebo. Además, los aceites de oliva y de coco calman y nutren completando el proceso de limpieza suave y profunda.

En caso de que tu piel sea muy reactiva y no tolere bien los aceites esenciales, recomendamos usar como champú sólido, jabones sin perfume, perfectos para la limpieza de las pieles más delicadas, incluso la de un bebé.

Para completar el tratamiento capilar, recomendamos utilizar un serum capilar a modo de mascarilla una vez a la semana. Masajea el cuero cabelludo con unas gotas y deja actuar durante al menos 20 minutos antes de lavar el cabello, a ser posible envolviéndolo en una toalla húmeda y caliente.

Rostro

Si tienes problemas de rojeces y otras reacciones de la piel en el rostro, te proponemos una rutina suave que la protegerá y nutrirá en profundidad: limpia con un jabón neutro, tonifica con un tónico suave y nutre con la hidratante para pieles sensibles. Para la zona del contorno de ojos, debes usar hidratante, sin aceites esenciales ni otros ingredientes que puedan resultar irritantes.

Cuerpo

Las pieles con dermatitis necesitan un producto de limpieza que limpie suavemente, sin arrastrar la barrera protectora de la piel que es lo que hacen los sulfatos de los geles convencionales. Con nuestros jabones la piel queda limpia, protegida e hidratada, evitando por tanto picores, sequedades y otras reacciones de la piel. En caso de reacción a los aceites esenciales, como hemos mencionado anteriormente, utilizar jabones neutros sin perfumes.

Tras la ducha, cualquiera de nuestros aceites o cremas hidratantes corporales podrá ofrecer la nutrición apropiada para mantener una piel suave y elástica. Y si se desea evitar el uso de aceites esenciales, tenemos la opción del Aceite hidratante suave, pensado para las pieles más sensibles y delicadas.

En caso de brotes específicos, ronchas o sarpullidos prolongados, utilizar bálsamos que contengan hipérico sólo en la zona afectada. Alivia el dolor, reduce la inflamación y ayuda a regenerar la piel, justo lo que necesita una piel con dermatitis.

Pies y manos

Las manos, codos y pies, por su continua exposición al clima y a fricciones, son zonas especialmente delicadas y proclives a una mayor sequedad que el resto del cuerpo.

Productos ecológicos y certificados

Envio gratuido en todas las compras a partir de 50€

Nuestras marcas de Cosmética Ecológica Certificada:

0